Como conectar una impresora WiFi

conectar-impresora-wifi

Conectar una impresora WiFi

Conectar una impresora WiFi es un poco más complicado que hacerlo a través de un cable USB o Ethernet. En este artículo tratamos la conexión desde el punto de vista de la impresora.

Conectar una impresora es fácil: teniendo el cable correcto enchúfalo en la impresora por un extremo y en el ordenador o en el router por el otro y ya está. Sin embargo conectar una impresora inalámbrica es harina de otro costal; incluso cuando todo parece marchar bien, es más complicado que enchufar un cable.

Conectar una impresora inalámbrica

Un asunto a tener en cuenta es que existe más de un tipo de impresión inalámbrica. Las impresoras que se comunican por Bluetooth son impresoras inalámbricas, pero también lo son las que se conectan a través de infrarrojos. Sin embargo cuando la mayoría de la gente habla de impresoras inalámbricas se refieren a impresoras WiFi, por lo que esas son las que vamos a tratar aquí.

Incluso si hablamos solo de impresoras WiFi, existe más de una manera de conectar una impresora inalámbrica. Para cada tipo de conexión los pasos a realizar dependen de la impresora lo que hace imposible explicar todas las variaciones en detalle en un artículo corto como éste.

Mi meta es enseñarte la información clave con estrategias para solucionar los problemas que te puedes encontrar. Al final tendrás las herramientas para conectar tu impresora inalámbrica incluso aunque algo pueda fallar.

Conexión WiFi de una impresora

Los pasos para conectar una impresora mediante WiFi dependen en gran medida del dispositivo al que la quieres conectar. Las 3 posibilidades son: un acceso WiFi a una red; a uno o más ordenadores directamente; a un smartphone o tableta.

Conexión al punto de acceso a una red

Cualquier dispositivo WiFi, incluyendo una impresora, puede soportar uno o más modos de conexión en WiFi. El primero es a través de la infraestructura de red. La segunda forma es a través de una configuración personalizada. La tercera es mediante WiFi Direct.

Acceso a través de la infraestructura de red

Requiere un punto de acceso WiFi, usualmente integrado en un router. La idea es que todos los dispositivos WiFi de tu red se conecten a través de este punto de acceso. Si tienes una red con un punto de acceso, todos y cada uno de los dispositivos WiFi de la red deberían estar configurados.

Cualquier impresora WiFi puede soportar este modo de instalación. Solo como ejemplo asumiremos que tienes configurada la red tú mismo y que estas familiarizado con su configuración especialmente con las opciones de seguridad.

La información clave que necesitas conocer (la que necesitas para configurar la impresora) es el nombre de la red (SSID), la clave de acceso a la red y el protocolo de seguridad que utiliza (WEP,WPA o WPA2). También debes saber cualquier configuración que podrías haber cambiado desde la configuración estándar.

Por ejemplo, si desactivaste el DHCP, el cual asigna automáticamente las direcciones IP de cada dispositivo, tendrás que asignar a la impresora una dirección IP manualmente.

Similarmente, si configuraste el punto de acceso para que se conecte solo con dispositivos con direcciones MAC, tendrás que entrar la dirección MAC de la impresora.

Todos los comentarios que hagamos asumirá que partes de la configuración estándar o, al menos, conoces los cambios que hiciste y sabes cómo ajustar el procedimiento de instalación para acomodarte a ellos.

Conectar la impresora a un punto de acceso WiFi

El ordenador en el que estás instalando el driver debería estar ya conectado a la red, de forma que la instalación de la impresora consistiría en solo dos pasos; establecer la conexión WiFi entre la impresora y la red e instalar el driver de forma que el ordenador sepa como enviar las impresiones a la impresora.

El como establecer la conexión WiFi depende de la impresora. En algunos casos encontrarás un asistente de configuración en el panel de control de la impresora que te permitirá ir paso a paso en la configuración, preguntándote por el SSD y otros detalles. En otras encontrarás diferentes opciones de menú separadas, de forma que tendrás que elegirlas y completarlas individualmente. En otras, el programa de instalación que viene en un disco con la impresora hará todo por ti y te dirá simplemente que conectes la impresora con un cable USB para enviar los parámetros a la impresora.

Revisa la guía de configuración de tu impresora para encontrar la forma en qué puedes instalarla. Si has perdido la documentación original deberías descargar una copia desde el sitio web del fabricante.

Una vez entres la información que la impresora necesita, deberías poder establecer la conexión. Si no lo consigues, revisa los cambios que has hecho en el punto de acceso a la red. Anota la configuración actual, cámbiala a la que pudo haber venido por defecto y haz una aproximación por el método de ensayo y error, cambiando una o más opciones y probando volver a conectar hasta que encuentres dónde puede estar el problema. Ten en cuenta que una vez que haya encontrado el escollo y lo cambies tendrás que cambiar también la configuración qué has hecho para los otros dispositivos WiFi conectados a la red.

Con la conexión WiFi ya funcionando todo lo demás es fácil. Si conectas la impresora a través del programa de instalación, simplemente continúa instalando el driver. Si utilizas los menús de la impresora, para aceptar la conexión pon en marcha el programa de instalación y selecciona la WiFi cuando te aparezca en la pantalla como opción. Ten en cuenta que si tienes el driver instalado de forma que imprima a través de USB, al reinstalar con el disco que viene con impresora es más fácil configurar el acceso WiFi.

Conectando directamente la impresora

Dependiendo de tu impresora, puedes conectarla directamente a un dispositivo WiFi para la impresión inalámbrica. La conexión directa requiere un modo de configuración manual o el modo WiFi Direct. El modo manual o personalizado era la primera opción que existía para conectar sin un punto de acceso a red.

WiFi Direct también permite una conexión directa pero es mucho más fácil de configurar. El problema es que es un protocolo reciente, por lo que muchas impresoras todavía no lo soportan.

Si tu impresora no soporta una conexión a través de un punto de acceso WiFi ni tampoco a través de WiFi Direct, entonces tendremos que ir a un una instalación personalizada.

Busca en el manual del fabricante y podrás instalarla en la misma forma que cualquier otro dispositivo en la red. Tendrás que entrar el SSID y otros detalles a través de los menús de la impresora y luego instalar el driver en el ordenador desde el cual quieres imprimir.

WiFi Direct es la opción preferida para las conexiones directas. No solo es más fácil de utilizar si no que incluso puedes conectar dos dispositivos aunque solamente uno de los dos soporta WiFi Direct.

Como ejemplo de cómo funcionaría me propuse instalar una impresora Brother MFC 8950 DW. Establecí una conexión con un portátil Windows simplemente encendiendo WiFi Direct en la impresora, haciendo click en el icono de red inalámbrica del portátil y seleccionando la impresora en una lista de redes disponibles. Antes de eso lo único que tuve que hacer fue activar el programa de instalación, confirmando cuando el programa encontró la impresora.

WiFi Direct está diseñado para esta clase de conexiones fáciles, así que este debería ser el escenario de instalación típico para cualquier impresora con WiFi Direct. De acuerdo con la alianza WiFi Direct, si tu impresora no soporta WiFi Direct pero tu ordenador o móvil o tableta si, todavía puedes usar la conexión WiFi Direct.

Conectar smartphones y tabletas a tu impresora

Conectar una impresora a un smartphone o una tableta puede ser complicado si el fabricante de la impresora no tiene disponible la aplicación para imprimir. Pero incluso aunque tengan la aplicación del fabricante, puedes tener dificultades para conectar la impresora. Lo más probable es que tendrás que conectar ambos al punto de acceso WiFi del router.

Afortunadamente Apple Air print es más fácil de configurar con impresoras compatibles a pesar de que necesita pasar a través del router, con ambos dispositivos conectados a la red WiFi, Con Air print puedes imprimir dentro de la aplicación simplemente seleccionando “PRINT”, luego eliges las impresoras disponibles, pones el número de copias que deseas y si quieres imprimir en uno o ambos lados de la hoja de papel.

Imprimir desde Android

En los dispositivos Android la aplicación de impresión Mopria para Android 4.4 permite la impresión inalámbrica a impresoras compatibles. Cada vez más fabricantes tienen la certificación Mopria, un consorcio sin ánimo de lucro constituido por fabricantes de impresoras y otras compañías tecnológicas con el único propósito de desarrollar métodos para una impresión más fácil desde dispositivos móviles.

En principio cualquier impresora WiFi-direct debería conectarse a cualquier móvil o tableta y cualquier móvil o tableta WiFi Direct debería conectarse a cualquier impresora WiFi. Nosotros no tuvimos problemas conectando la impresora MFC 8950 DW con un móvil Android.

Otra forma de impresión inalámbrica llamada NFC (New Field Comunication) merece ser mencionada. NFC permite imprimir desde un dispositivo móvil simplemente tocando con él el dispositivo compatible. La mayoría de los móviles Android son capaces de imprimir con NFC. También lo son un número cada vez mayor de impresoras. Apple está introduciendo la capacidad NFC en sus modelos de móviles.

No existe una solución única para la impresión inalámbrica, pero hay un rango de opciones mayor que nunca si quieres imprimir desde un portátil o un dispositivo móvil a una impresora inalámbrica. De las soluciones que puedes utilizar, si alguna de ellas no funciona a tu satisfacción siempre puedes probar otra.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail