Cuando la impresora dice NO

cartucho-impresora-chip

No reconoce el cartucho

El principal problema al usar tintas y toner compatible es que con frecuencia la impresora te hace un corte de mangas y te dice que no reconoce el cartucho.

Si te pasa nada más instalar el cartucho es lógico que puedas estar bastante mosqueado ¿Cómo es posible que te hayan vendido un cartucho defectuoso?

Puede ocurrir que ya has utilizado el cartucho un cierto tiempo y un buen día te aparece el dichoso mensaje de “No reconoce el cartucho” ¿Cómo es posible que funcionase hasta ayer? ¿Qué ha cambiado para que ya hoy no funcione?

La respuesta está en una pequeña plaquita dorada que encontrarás en algún lugar del cartucho. Es un circuito impreso que contiene chips y cuya misión principal es mantenerte dentro del corral del fabricante.

El consumible: la vaca lechera

Es posible que te preguntes como es posible que consigas en Alcampo una impresora multifunción por 30€ cuando solo los cartuchos que lleva valen más.

La respuesta es sencilla. El fabricante te subvenciona la máquina para poder ponerte los grilletes. Una vez que la compras, eres un rehén y tienes que pasar por caja cada cierto tiempo. HP, por ejemplo, debe más del 60% de los beneficios a su unidad de impresoras, que es lo mismo que decir a los consumibles.

Cartuchos de tinta baratos

No debe extrañarte que los fabricantes pongan a miles de ingenieros a buscar fórmulas para evitar que te ahorres unas pelas con los cartuchos compatibles ¿Cómo lo hacen?

Si la cosa consistiera en inventar un cartucho con una forma extraña, tarde o temprano algún empresario chino terminaría copiándolo. Por mucha inventiva que le eches, si el negocio es suculento, terminarás con clónicos en el mercado. Las marcas solo tenía un margen de tiempo para vender sus originales; desde que sacaban la impresora hasta que algún fabricante de compatibles le copiaba el consumible.

Hasta hace unos años eso es lo que hacían las marcas de impresoras. Sacaban un nuevo modelo al mercado que en muchos casos lo que tenía diferente era el cartucho. Y durante el siguiente año se aseguraban que tenían unos buenos ingresos en cartuchos de tinta y toner originales.

Desgraciadamente para ellos, los chinos acortaron los tiempos de desarrollo de los clónicos ¿Cómo defenderte de alguien que en 60 días puede colocar un producto idéntico al tuyo en una estantería de supermercado?

Acelerando el cambio

Ningún fabricante de impresoras puede desarrollar un nuevo producto y fabricarlo en menos de un mes. Y sería contraproducente. Tendrían que lidiar con una cantidad ingente de tipos de cartuchos, lo que tampoco interesaría a la cadena de distribución.

La solución para evitar el clónico tiene que pasar por conservar el cartucho existente en la impresora del cliente pero haciendo algún cambio que lo haga diferente cada pocos meses.

El software de la impresora

¿Recuerdas que te dije que los cartuchos vienen con una plaquita de circuitos electrónicos con chips? Pues aquí está la solución a los quebraderos de las cuentas de las marcas.

En el chip se almacena un programa que es enviado por la impresora, la cual a su vez lo recibe de tu ordenador y éste de la conexión a internet con el fabricante ¿Cómo lo hizo- te estarás preguntando- si no te has conectado ni a HP,Epson o como se llame el que parió tu impresora?

Es posible que no seas consciente de haberlo hecho. Pero si haces memoria, cuando instalaste la impresora, en algún momento en la pantalla apareció un mensaje que te pedía que autorizaras la conexión con el fabricante para mejorar tu impresora. Lo de mejorar es un cuento. Lo que realmente autorizaste fue una fiscalización de tu impresora para ver que le estabas metiendo.

Y la impresora dice NO

Así que un día, HP,Epson,Samsung o cualquiera que sea la marca hizo un cambio en tu impresora. Y el cartucho que tenías metido, que funcionaba porque había copiado el anterior software, se encuentra que le han bajado los calzoncillos (o bragas). La impresora ahora lo reconoce como NO original. Y a ti te enseña el dedo medio y te dice que pases por caja.

La solución para usar cartuchos compatibles

Rebusca en el trastero y encuentra el CD de instalación de la impresora. NO te bajes el software del sitio del fabricante porque ya estará actualizado con el nuevo algoritmo de reconocimiento.

A continuación desinstala la máquina. Reinicia el Windows. Vuelve a instalar la impresora, pero ATENCION. Cuando te pidan autorización para conectarse a la web del fabricante y actualizar el software, di QUE NO.

Ahora si. Ahora eres tú el que hace la peineta y encima te ahorras unas pelas.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail